Enseña a tus hijos a orar como Jesús.

Biblia App para Niños

Puede ser intimidante enseñar a tus hijos a orar, especialmente si nadie te enseñó a ti. Pero la oración es una conversación continua entre nosotros y Dios.

Explora la oración juntos, en un nivel apropiado para su edad, y practiquen juntos. ¿Cómo sabrás si lo estás haciendo bien?

Todos disfrutarán tanto el orar juntos que lo esperarán con ansias.

Tus hijos aprenden mejor con las actividades animadas y significativas que hacen juntos. Aprovecha las oportunidades a lo largo del día para orar por las diferentes áreas que Jesús describió en el Padre Nuestro (Lucas 11: 1-4):

En la mañana. Hoy agradece a Dios, y pídele que te ayude a ser quien Él quiere que tu seas.

En las comidas. Agradece a Dios por la comida y pide por la provisión para la familia.

Cuando estamos molestos. Pide a Dios que te ayude a sentirte mejor, a disculparte, y a amar a los demás.

Hora de dormir. Aquí hay una oración inspirada en la oración de Jesús en Lucas 11:1-4. Pulsa para guardarla en tu Biblia App:

Oración familiar para dormir

Dios te amamos.

Gracias por el día de hoy.

Esperamos con gozo el mañana.

Envía tus ángeles alrededor
nuestro y protégenos.

Que durmamos bien esta noche,
y sin pesadillas.

(juntos) Amén

Guardar Oración

Cómo hallar la voluntad de Dios

Brújula

¿Qué quiere Dios que hagas con tu vida? Tal vez ya tienes idea de cuál es tu llamado, pero necesitas confirmación. No estás seguro de cuál es la voluntad de Dios … o tal vez, aún estás tratando de entender cómo es en realidad una relación personal con Dios.

En última instancia, la única forma de conocer la voluntad de Dios es dedicando tiempo para conocerlo. Al acercarnos a Dios, Su guía se hace evidente. ¿Entonces cómo hacemos eso?

No hay una forma correcta, pero hay pasos que podemos seguir y ayudan.

Aquí 4 pasos que ayudan a encontrar la voluntad de Dios:

Buscar a Dios en la Oración

Piensa en una conversación reciente con un amigo cercano. Si se conocen desde hace tiempo, ya saben lo que les gusta y lo que no les gusta. No necesitan preguntar porque cuanto más cerca estás de alguien, más lo entiendes.

Lo mismo ocurre en nuestra relación con Dios. Conocer la voluntad de Dios viene de tener conversaciones honestas con Él. Por eso tenemos que formar el hábito de hablar regularmente con Él, acerca de todo.

Orar no es solo preguntarle a Dios qué quiere Él que hagamos, sino saber quién es Dios.

Ora con nosotros


Escudriñar las Escrituras

La voluntad de Dios para tu vida nunca contradice lo escrito en las Escrituras. Así que a medida que conoces a Dios con la oración, familiarízate con Su Palabra.

Cuanto más estudies la Biblia, más tus deseos reflejarán la voluntad de Dios. Y cuando esto sucede, podrás pedir con confianza a Dios cualquier cosa, y él te escuchará.


Escuchar al Espíritu Santo

Escuchar al Espíritu Santo a menudo requiere silenciar tu alrededor. Cuando te deshagas de las distracciones y dejes esos temores que te obsesionan, empezarás a notar la paz de la presencia de Dios en tus circunstancias actuales.

Así que mientras oras y escudriñas las Escrituras, pide a Dios que te revele todo lo que necesitas entregarle y te muestre aquello a lo que necesitas prestar atención. Deja que el Espíritu Santo te guíe en este proceso y recuerda que: puedes sentirse inseguro y aún experimentar la paz de Dios.


Busca confirmación con personas sabias

La última palabra sobre cuál es la voluntad de Dios debe provenir de Dios, pero es prudente buscar consejo externo confiable. Considera hablar con personas maduras en la fe para que te den un “consejo sabio”. Pídeles que te ayuden a entender el Plan de Dios para tu vida.

Este paso debe realizarse junto con los anteriores. El buscar el consejo sabio debe confirmar lo que sientes que Dios te está diciendo, no reemplaza el hablar con Dios directamente.

Agrega Amigos a tu Biblia App


¿Y ahora que?

Puede que no siempre lo hagas bien, pero cuanto más intentes comprender la voluntad de Dios, más fácil será. Dios te creó con un propósito, y quiere que participes en ver Su Reino ser “en la tierra como en el cielo.”

Cuando tus deseos se alinean con los de Dios, puedes confiar en que harás lo correcto. Aplicar estos pasos te ayudarán a lograrlo. Este será un compromiso de por vida que implica buscar a Dios todos los días.

FacebookCompartir en Facebook

TwitterCompartir en Twitter

Correo electrónicoCompartir por correo electrónico

Queremos compartir nuestras bendiciones.

Globo

Biblia para
Todos

“Dios trae crecimiento sobrenatural…”

Si eres de la Comunidad de YouVersion, sabes que hacemos todo lo que podemos para que busques a Dios todos los días.

Todo lo que hacemos que te motiva, ya sea la Oración, los Planes, la Historia, y el Versículo del Día se centra alrededor de la Palabra de  Dios.

Pero, ¿Y si no tuvieras la Biblia?

Casi mil millones de personas no la tienen. No se trata solo de enviar Biblias. La Biblia, literalmente, no existe todavía… en su propio idioma. Pero puedes ayudar a cambiar esto.

Algunos plantamos las semillas de la verdad de Dios alrededor del mundo. Y otros riegan lo plantado. Pero es necesario que todos trabajemos juntos para asegurarnos que Su Palabra llegue a todos.

Ayúdanos a traducir la Palabra de Dios
en cada idioma para el

2033

Nuestra visión para el 2033

95% de la población mundial
tendrá la Biblia completa

99,9% tendrá al menos
el Nuevo Testamento

100% tendrá al menos
una porción de la Escritura

100 de los idiomas escritos
más utilizados del mundo tendrán
al menos dos traducciones de la Biblia

“Pero solo soy una persona…”

Y, aún así, lo que elijas hacer
en este momento impactará millones:

En 4 años, se ha contribuido
con más de 3,7 millones de dólares
para 27 millones personas
en 16 países.

Ahora que lo sabes …
¿Qué harás?

Donar a Biblia para Todos

3 formas de contribuir

Ícono Compartir

Compartir

Puedes compartir este blog con tus amigos
en redes sociales para difundir la Palabra.

Ícono Oración

Orar

Guarda esta oración en tu Biblia App, y únete
en la oración por los traductores de la Biblia
que trabajan para cumplir esta meta.

Ícono Donar

Donar

Llevemos la Palabra de Dios a cada lengua y nación.
Únete a este mover de Dios, y apoyemos la
visión de conseguir una Biblia para Todos.1

Donar ahora

FacebookCompartir en Facebook

TwitterCompartir en Twitter

Correo electrónicoCompartir por correo electrónico

Notas

1 Toda contribución recibida a través de la campaña Biblia para Todos se usará exclusivamente para traducir la Biblia y se distribuirá en diferentes proyectos de traducción de alto impacto. A medida que se completa cada proyecto, los fondos restantes se aplican al siguiente proyecto de traducción, según lo seleccionado por YouVersion y sus socios.

Cómo crecer espiritualmente

Una planta empezando a crecer

Fe transformadora

¿El buscar a Dios te está cambiando y haciéndote más como Jesús? Cuando quieres acercarte a alguien, intentas conocerlo mejor. Una forma en la que podemos acercarnos más a Jesús es estudiando los relatos de Su ministerio y enseñanzas.

Los Planes son una excelente forma de crecer en el hábito de buscar a Dios cada día. Si es más fácil ser constante teniendo compañía en el viaje, inicia un Plan, y selecciona “Con amigos” e invita a alguien a unirse a ti.

…crece (madura espiritualmente) en la gracia y conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo…

2 Pedro 3:18

Más Planes

Cómo orar: Guía de 6 pasos para la oración

Persona orando

“Oración”. Cuando ves esa palabra, ¿Qué pensamientos o imágenes te vienen a la mente? ¿Te resulta fácil hablar con Dios? ¿O te cuesta orar?

Saber qué decirle a Dios no siempre se siente fácil, y, a veces, la oración se ve abrumada por nuestros conceptos erróneos sobre cómo debería ser una conversación con Dios.

“Ora entonces así…”

Hace 2000 años, Jesús enseñó a sus discípulos a orar así:

Padre nuestro que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre,
venga tu reino.
Hágase tu voluntad en la tierra,
como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan cotidiano.
Y perdónanos nuestras deudas,
como también nosotros hemos
perdonado
a nuestros deudores.
Y no nos dejes caer en tentación,
sino líbranos del mal.

MATEO 6:9-13

Este es un ejemplo famoso de cómo orar. Pero ¿cómo lo aplicamos a nuestra vida cotidiana del siglo XXI?

Primero, debemos entender cómo no orar. Antes de enseñar el Padrenuestro, Jesús dijo a Sus discípulos: “Cuando oren, oren a su Padre en privado…” y “no acumulen frases vacías…porque su Padre sabe lo que necesitan antes de que se lo pidan”.

Si Dios ya sabe lo que necesitamos, entonces la oración no es acerca de las cosas que decimos. Si es solo para impresionar a los demás, o solo para marcar una casilla, entonces perdemos el poder de la oración.

La oración es, y será, una conversación activa con Dios. Cuando tenemos esto claro, el Padrenuestro se convierte en un marco liberador que nos ayuda a hablar con Dios a diario.

Aquí una guía de 6 pasos para orar que puede ayudar:

  1. Reenfócate en Dios.
  2. “Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre …”

    Inhala y enfócate en estas palabras: “Padre nuestro que estás en el cielo”.

    Y exhala mientras dices: “Santificado sea tu nombre”.

    Repite esto varias veces y pon atención a algun aspecto del carácter de Dios que llegue a tu mente. Dedica este tiempo a enfocarte en la grandeza de Dios.

  1. Realinea tu voluntad.
  2. “Venga tu reino…”

    Dios siempre está llevando a cabo Su voluntad en la tierra. Reflexiona entonces, sobre esto: cuando alineas tu voluntad con la voluntad de Dios, estás buscando activamente Su Reino.

    Calla todo ruido en tu entorno y pide a Dios que te muestre cómo puedes participar hoy en hacer Su voluntad.

  1. Libera tus preocupaciones.
  2. “Danos hoy nuestro pan de cada día …”

    Imagina que tienes tus manos extendidas frente a ti, como si quisieras que Dios ponga algo en ellas. Cuando das a Dios tus preocupaciones, ¿Qué te da Él a cambio?

    Haz una lista de tus preocupaciones y lee cada una. Y cada vez que lo haces, trata de pedir a Dios, “danos hoy nuestro pan de cada día”

    Sigue haciendo esto todo el tiempo que necesites.

  1. Arrepiéntete y responde.
  2. “Perdónanos … como hemos perdonado …”

    ¿Qué retienes y sabes que debes entregar? ¿Hay algo que debes confesar en este momento? Tal vez una herida que no dejas ir, un comportamiento que estás luchando por cambiar, una adicción que no has podido dejar o un error que sigues cometiendo.

    Dios te invita a ir a Él tal como eres y le respondas. Dile lo que tengas en mente y luego toma un tiempo para escucharlo.

  1. Pide a Dios Su protección.
  2. “… líbranos del maligno …”

    Todos hemos sido rescatados de algo. ¿De qué te ha rescatado Dios?

    Agradece a Dios por Su fidelidad, y dile en qué áreas necesitas ayuda. Ora también en nombre de otros que necesitan protección. Recuerda que aún cuando las situaciones parecen no tener esperanza, no hay nada imposible para Dios.

  1. Alégrate y reflexiona.
  2. Celebra lo que Dios ha hecho en tu vida y busca formas de adorarlo durante el día.

    Luego, dedica unos minutos a reflexionar sobre este tiempo con Dios. ¿Qué te mostró? Agrega a tu Lista de Oración de YouVersion cualquier cosa que se destaque.

Cuando oramos tal como lo hizo Jesús, vamos a tener la intimidad con Dios como la tenía Jesús. Y cuando es la oración la que forma nuestra vida, nos damos cuenta que podemos estar con Dios en todo momento con seguridad, honestidad y confianza.

FacebookCompartir en Facebook

TwitterCompartir en Twitter

Correo electrónicoCompartir por correo electrónico