Descansando en un mundo ajetreado

Persona en una calle transitada

“¡Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os daré descanso! ¡Poned mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy sencillo y humilde de corazón! Así encontraréis descanso para vuestro espíritu, porque mi yugo es fácil de llevar, y mi carga ligera”.

MATEO 11:28-29

A menudo, el mundo está frenético. Despertamos al sonido de la alarma con urgencia y corremos de una actividad a otra.

Interrumpir nuestras ocupadas agendas puede parecer insostenible, nos preocupa retrasarnos. El mundo nos pide a gritos más y más trabajo.

En cambio, las Escrituras nos alientan a hacer una pausa y volver a Dios.

En un mundo que se mueve a un ritmo tan insostenible, ¿cómo podemos encontrar descanso?

Encuentra tu porqué.

Dios nos creó para un trabajo con propósito. Pero hay una diferencia entre hacer un trabajo significativo y dejar que este se convierta en tu identidad. En el momento que cruzamos esa línea, estamos atrapados en un cículo vicioso.

Tomar un tiempo para descansar es el extremo opuesto de lo que el mundo nos pide.

Pero es lo que Dios constantemente nos instruye a hacer en la Biblia.

Desde el comienzo, Dios nos señaló el descanso y nos mandó a hacerlo parte de nuestro ritmo semanal.

Quizás reconozcas que necesitas descansar porque notas algo en tu vida que se está volviendo más importante que Dios. Quizás sea para priorizar tu salud mental. O, simplemente estés exhausto.

Sea lo que sea, encontrar una visión clara del porqué descansar es importante para ti.

Agéndalo.

El tiempo es uno de nuestros recursos más valiosos.

Si no agendamos el descanso con anticipación, es probable que otra cosa consuma ese recurso.

Una de las formas más simples de encontrar descanso es planificar cuándo vas a hacerlo. Intenta agendarlo y considera comunicárselo a tus familiares y amigos.

Ya sean 20 minutos o 24 horas, el descanso hace lugar para apreciar y experimentar las cosas para las que Dios te creó.

Date algo para esperar.

Cuando retrocedes y reduces la velocidad para acercarte a Dios, puede que se sienta incómodo o inquietante.

Eso, probablemente, signifique que lo estás haciendo bien.

Cuando descansamos, la tentación de volver al ajetreo es aun mayor. Pero el verdadero descanso no siempre es hacer nada.

Cuando programes un tiempo para descansar, planea hacer algo que te produzca gozo o paz.

Puede ser pasar tiempo apreciando la creación de Dios o desarrollando un pasatiempo que Dios te ha mostrado.

No lo hagas solo.

Dios nos creó para estar en comunidad. Estamos conectados por relaciones, las cuales pueden ser una de las formas más tangible de experimentar la presencia de Dios.

Encontrar un ritmo de descanso no es algo que tengas que hacer solo. Piensa en formas en las que pueda descansar junto tus familiares o amigos.

Descansar juntos puede ayudar a mantenerte responsable cuando el mundo trate de llevarte al trabajo y la actividad.

Sé implacable.

Practicar el descanso es una disciplina espiritual. Y, como toda disciplina, requiere determinación y autocontrol.

Cuando elegimos no depender de nuestras propias fuerzas y permitimos que Jesús se haga cargo, rendimos nuestra vergüenza, esfuerzo y expectativas. A cambio, experimentamos la perfecta paz de Dios.

El descanso nos ayuda a disfrutar de la presencia de Dios y realínea nuestras prioridades.

El descanso nos permite confiar en que Dios está trabajando aun cuando nosotros no lo hacemos.

El descanso es cuando confiamos en nuestro Salvador lo suficiente como para decir “basta”.

¿Quieres detenerte en la presencia de Dios ahora mismo?

Abre Oración Guiada

FacebookCompartir en Facebook

TwitterCompartir en Twitter

Correo electrónicoCompartir por correo electrónico

Una comunidad que anima…

Corazón

Al igual que en las redes sociales, puedes dar me gusta y comentar sobre la actividad de tus amigos en YouVersion.

¡Y, juntos, acabamos de llegar a mil millones de Me gusta!

Eso es un billón de veces que nuestra comunidad ha alentado a alguien a seguir leyendo la Biblia y conectándose con Dios a través de Su Palabra.

Tener un amigo que te aliente puede marcar la diferencia…


“Encontré amigos en YouVersion y me di cuenta que no estaba solo. Dios me recordó que tengo amigos y que me quieren y estoy muy lejos de no ser apreciado”.

KK | Texas, Estados Unidos


Quizás te sientes solo en este momento. O quizás puedes ser la voz de aliento para alguien más.

No importa qué, eres parte de algo más grande que tú mismo. Eres parte de una comunidad.

Comienza un Plan con un amigo, oren uno por el otro, y mira crecer tu comunidad y tu fe.

Foto de perfil

Invita un Amigo

FacebookCompartir en Facebook

TwitterCompartir en Twitter

Correo electrónicoCompartir por correo electrónico

100 Idiomas. 36 países.

100

Algo asombroso está sucediendo.

Desde 2017, nuestra Comunidad YouVersion ha aportado con generosidad a Biblia para Todos-una campaña enfocada en proveer a cada persona del planeta acceso a las Escrituras.

Y acabamos de alcanzar un enorme hito. ¡Juntos hemos contribuido a financiar traducciones en 100 idiomas en 36 países!

Donar Ahora

Tu generosidad ha empoderado a traductores y editores de la Biblia en todo el mundo. Y le ha dado a millones de personas acceso a la Palabra de Dios en su idioma.

Esto incluye ayudar a financiar las Escrituras en lenguaje de señas colombiano, una nueva traducción de la Biblia en ucraniano, idiomas tribales y más.

Dios está haciendo cosas maravillosas a través de la generosidad de nuestra Comunidad. Y esto es solo el comienzo…

Todavía hay una oportunidad de ayudar a financiar miles de traducciones de la Biblia. Puedes ser parte de lo que Dios está haciendo en la vida de las personas alrededor del mundo al donar hoy.

Donar Ahora

FacebookCompartir en Facebook

TwitterCompartir en Twitter

Correo electrónicoCompartir por correo electrónico


Toda contribución recibida a través de la campaña Biblia para Todos se usará exclusivamente para traducir la Biblia y se distribuirá en diferentes proyectos de traducción de alto impacto. A medida que se completa cada proyecto, los fondos restantes se aplican al siguiente proyecto de traducción, según lo seleccionado por YouVersion y sus socios.

“¿Dónde está Dios cuando me siento solo?”

Persona mirando al agua

Incluso cuando te sientes solo, Dios sigue contigo.

Pero si Dios está cerca, ¿por qué no sientes Su presencia o no tienes Su paz?

Elias fue un sirviente fiel de Dios, aun así luchó con la soledad. Despues de vencer a los falsos profetas de Baal, el tenía miedo y se escondió y estuvo solo.

Pero, Dios no lo había abandonado.

Si Dios parece estar distante, estos son tres recordatorios sobre Su carácter en la historia de Elías.

  1. Puedes ser honesto con Dios sobre cómo te sientes.

    Dios se le apareció a Elías y preguntó: “¿Qué estás haciendo aquí?”

    Elías respondió: “Soy el único profeta que quedó y ahora están tratando de matarme a mi también”.

    Elías fue honesto con Dios. Temía por su vida y dudaba que Dios pudiera usar su situación para bien.

    Pero su honestidad no asustó ni ofendió a Dios.

    Como un amigo cercano, Dios no dejó a Elías en tiempo de necesidad. Y los mismo es cierto para ti. Nunca te dejará ni abandonará.

  2. Aun cuando no lo sientas, Dios siempre está contigo.

    La vida de Elías estaba en peligro, entonces hizo lo único que se le ocurrió: esconderse.

    Cuando tenemos miedo, podemos olvidar la promesa de Dios de estar con nosotros y confiar en nuestras propias fuerzas para sobrevivir.

    Aun cuando nos olvidamos de la promesa de Dios, Él nos recuerda que está cerca.

    Dios le dijo a Elías que se pare sobre una montaña. Un viento poderoso la partió. Después del viento, hubo un terremoto. Después del terremoto, hubo fuego.

    Pero Dios no estaba en el viento, ni en el terremoto o el fuego.

    Después del fuego, llegó un suave susurro. Y fue en ese momento que Elías inmediatamente supo que Dios estaba con él.

    A menudo buscamos a Dios en los grandes momentos de nuestra vida, pero Él también está en la calma.

  3. Dios revela lo que no puedes ver.

    Elías creyó que era el único que quedaba que creía en Dios.

    Pero Dios le reveló que otros 7.000 en Israel no adoraban a Baal.

    Elías sintió que era el único, pero Dios le recordó que no lo era.

    La soledad no siempre proviene de estar solo. También puede provenir de pensar que lo estás.

Como Elías, quizás estés en un lugar donde te sientes aislado, abandonado u olvidado.

Solo recuerda, no tienes que sentir a Dios para saber que Él está cerca. Dios siempre está contigo.


¿Te sientes solo? Acércate a Dios con estos Planes e invita a un amigo a acompañarte.

FacebookCompartir en Facebook

TwitterCompartir en Twitter

Correo electrónicoCompartir por correo electrónico

¿Qué significa esto?

Persona usando el teléfono

¿Alguna vez te encuentras leyendo los versículos bíblicos varias veces, tratando de entender lo que significan?

Los Planes son una excelente forma de ayudarte a comprender la Biblia y crecer en tu fe.

Y, cuando nuestra base se establece en la Palabra de Dios, nuestra fe se fortalece, transformando cada aspecto de nuestras vidas.

Encontrar más Planes

FacebookCompartir en Facebook

TwitterCompartir en Twitter

Correo electrónicoCompartir por correo electrónico