¡Desbloquea las nuevas Insignias!

Insignias

“Me gustaría estar más cerca de Dios, pero…”

Algunos días, se puede sentir como los afanes de la vida conspiran para agobiarte. Pero, buscar a Dios en Su Palabra tiene el poder de traer un cambio positivo a tu vida. ¿Cómo estableces ese ritmo diario? Definiendo objetivos pequeños y alcanzables… y lográndolos uno a uno.

Anunciando
nuevas Insignias

¿Un versículo bíblico realmente habló a tu corazón? Resáltalo y así desbloqueas la Insignia Resaltados. Sigue resaltando y subirás de nivel cada vez que alcances el próximo hito. ¡Intenta lo mismo con Marcadores, desbloquea y sube de nivel tu Insignia Marcadores!

Insignias

Motívate.

Completa uno de nuestros Desafíos Anuales (como el Desafío Navidad) y obtendrás una Insignia. Al suscribirte a un Plan bíblico desbloqueas la Insignia Suscripción de Planes. Al completarlo desbloqueas la Insignia Planes Completados. Sigue iniciando y completando Planes, y así ambos subirán de nivel.

Insignias en Perfil

Construye tu impulso.

Página Principal te muestra el progreso que tienes con tus Insignias. Ve a perfil para ver todas las Insignias que has desbloqueado… y cuáles puedes aún obtener. Una vez que has iniciado con las Insignias más pequeñas, te sentirás motivado e inspirado a conseguir la Insignia Leer toda la Biblia.

Insignia en Página Principal

E inspirar a los demás.

Tus amigos verán tus Insignias en Página Principal. También puedes invitarlos, compartiendo en las redes sociales o por mensajes de texto. Y Cuando veas el progreso que tienen con sus Insignias, puedes darles un “me gusta” o dejar un comentario para animarlos.

Ahora vamos a empezar:

Actualizar Ahora

3 maneras para descansar en un mundo que nunca se detendrá

Persona remando en un bote al atardecer

Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.

GÉNESIS 2:3

Descanso — relajarse, pausar, respirar y estar cómodo.

¿Recuerdas la última vez que estuviste calmado, desconectado y relajado? El descanso es un regalo que muy fácilmente rechazamos.

El estar ocupado nos da la sensación de que estamos logrando algo, pero puede ser engañoso. Sin límites realistas, puede ser una droga que nubla nuestra necesidad de acercarnos a Dios: el dador de cada regalo bueno y perfecto.

El temor del Señor conduce a la vida; da un sueño tranquilo y evita los problemas.

PROVERBIOS 19:23

Vivir sin descanso es insostenible. El descanso refresca y da la energía necesaria para honrar y amar a Dios y a los demás. Descansar es una disciplina espiritual que ayuda a alinear las prioridades y a disfrutar la presencia de Dios.

En verdes praderas me hace descansar, a las aguas tranquilas me conduce, me da nuevas fuerzas.

SALMO 23:2-3a

Aquí 3 formas de incorporar el descanso a tu vida diaria:

Concéntrate

En Romanos 12, Pablo nos urge a ser transformados al renovar nuestra mente. Concentrarnos nos ayuda a alinear el corazón y la mente con lo que Dios está haciendo. ¿Dónde te enfocas mejor? ¿En tu sofá con una taza de café? ¿Mientras trotas escuchando alabanzas? Encuentra lo que te hace sentir cerca de Dios, y enfoca tus pensamientos en Él antes de comenzar tu día.

Desafío: Toma de 5 a 10 minutos cada día y recuerda cada preocupación y responsabilidad. Y entrégale en oración todo a Jesús. (Si te sirve, escribe esas cosas)

Reflexiona en las Escrituras

Toda la Escritura es inspirada por Dios. Cuando lees o escuchas la Palabra de Dios y reflexionas en lo que dice, aprendes a reconocer la voz de Dios. Un tiempo especial en la Biblia debe establecer la prioridad de enfocarte solo en la comunión con Jesús.

Desafío: Separa 30 minutos al día para leer o escuchar la Palabra de Dios. Durante ese tiempo, silencia tu calendario y notificaciones. lee un Plan, toma notas y anota tus pensamientos en un diario. Deja que Dios te hable.

Se parte de una Comunidad

Intimidad con Dios no significa aislarse de los demás. De hecho significa apartar un tiempo para ellos. El descanso es la mejor forma de celebrar la vida con las personas que amas. No fuimos hechos para estar solos. Nos necesitamos unos a otros.

Desafío: Cada semana, invierte al menos un par de horas en las personas que amas. Sin agendarte. Solo reúnete y disfruta el tiempo juntos. Luego escribe lo que Dios te ha mostrado durante este tiempo.

Estas son algunas sugerencias para ayudarte a que la intimidad con Dios sea una rutina diaria. Explora otras formas de descansar en uno de los siguientes Planes.

Planes acerca del Descanso

FacebookCompartir en Facebook

TwitterCompartir en Twitter

Correo electrónicoCompartir por correo electrónico

Presentando: ¡Fuentes nuevas y mejoradas!

Selector de Fuentes

¿Alguna vez deseaste tener más opciones de Fuentes al leer la Biblia, los Planes, o incluso agregar un toque único a una Imagen de Versículo? Ahora solo pulsa el botón Fuente, parte superior de la pantalla o (en Configuración de lector) encontrarás esa que tanto te agrada.

¿Aún deseas más opciones? Verifica configuración de fuente en tu sistema. Cualquier fuente disponible en tu dispositivo ya está disponible en la App Biblia.

Personaliza.

¿Hallaste una fuente especial? ¡Genial! Ayuda a que un amigo tenga esta nueva experiencia al leer la Biblia: dile acerca de la nueva función Fuente actualizada. Y disfruta de un viaje personalizado a través de la Palabra de Dios.

Actualizar la App

Cómo desarrollar un corazón generoso

Mujer sentada en una banca viendo el atardecer

Ustedes serán enriquecidos en todo sentido para que en toda ocasión puedan ser generosos, y para que por medio de nosotros la generosidad de ustedes resulte en acciones de gracias a Dios.

2 Corintios 9:11
(énfasis añadido)

Dar — conceder como un favor o beneficio, dar un regalo, poner en posesión de otro para su uso.

¿Cuál es tu mayor tesoro? Puede ser lo más caro que tienes, como tu casa por la que ha trabajado durante años para pagarla. Puede ser también una foto de un momento especial con alguien que amas. O un regalo significativo de un amigo.

El valor que damos a las “cosas” es a menudo sentimental. La forma como usamos las cosas que significan mucho para nosotros revela nuestras prioridades.

Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón.

MATEO 6:21

No está mal tener y disfrutar las cosas. Se convierten en un problema cuando las cosas nos poseen. Dios nos mostró cómo es la generosidad cuando sacrificó su más grande tesoro por nosotros. Cuando damos como Él lo hace, Lo estamos honrando, y eso nos acerca más a Él.

Porque tanto amó Dios al mundo que dió a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.

Juan 3:16 (énfasis añadido)

Hay 3 maneras fáciles para empezar a ser generoso:

Invierte tu tiempo

¿Conoces la problemática de tu comunidad? De tu calle? De tus vecinos? Puedes practicar el ser un mejor oyente en todas partes: sacando la basura, comprando en el supermercado, en el gimnasio. Busca puntos en común con la gente, y reúnete con ellos en su vida cotidiana, con amabilidad y respeto.

Intenta: Con la proxima persona que hables, pregúntale cómo se siente. Luego escúchala. Muestra un interés real. Que sea un tiempo acerca de esa persona, y no acerca de ti.

Invierte los dones que Dios te ha dado

En qué áreas tienes regalos únicos? Estás usando tus talentos de manera que lleves a las personas hacia Jesús? Una de las parábolas más conocidas es acerca de hacer lo máximo con lo que Dios nos ha dado.

Desafío: Busca un lugar donde puedas usar tus dones y servir a los demás. Comienza con algo pequeño y local, o aborda algo grande. Solo inicia.

Invierte tu dinero

El cuerpo de creyentes que consideras como tu hogar es el primer lugar donde debes invertir.

Además del diezmo, aquí hay dos áreas en que puedes dar orando por:

Traducciones de la Biblia

Flecha verde

YouVersion

Flecha verde

Estas son solo dos ideas. Alrededor del mundo Dios obra en los corazones de Su pueblo.

Desafío: Encuentra un mover de Dios que te apasione y coloca tu tesoro donde está tu corazón: Dar.

FacebookCompartir en Facebook

TwitterCompartir en Twitter

Correo electrónicoCompartir por correo electrónico

Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.

2 CORINTIOS 9:7

¿Qué significa adorar a Dios?

Mujer adorando

Ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable.

1 Pedro 2:9 (énfasis añadido)

Adoración: Expresar honor a Dios a través del extremo respeto, la reverencia y la devoción.

¿Por qué estás agradecido? Cuando las cosas van bien en la vida, tendemos subestimar las cosas básicas como suficiente alimento, un lugar seguro para dormir, la salud, el tener personas que nos aman, etc. Pero, las investigaciones demuestran que ‘contar nuestras bendiciones’ hace que nuestra vida mejore.1

Tal vez ya estás agradecido, pero ¿has reflexionado de dónde viene todo lo bueno? Pablo le recordó a Timoteo que Dios “nos provee de todo en abundancia para que lo disfrutemos” (1 Timoteo 6:17). ¿Cómo puedes responder ante este hecho?

Tributen al SEÑOR la gloria que merece su nombre; póstrense ante el SEÑOR en su santuario majestuoso.

Salmo 29:2

Piensa: Dios creó su propio universo. Él le dio a uno de sus planetas una atmósfera en la cual la vida es posible. Trajo al hombre allí… y le dio todo lo que alguna vez necesitaría. Y luego, a pesar de (o más bien debido a) todos nuestros errores y debilidades, nos invitó a ser parte de Su familia, y ahora podemos ser adoptados por Él. ¡Eso es motivo para celebrar!

Oh Señor, Soberano nuestro, ¡que imponente es tu nombre en toda la tierra! ¡Has puesto tu gloria sobre los cielos! Cuando contemplo tus cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que allí fijaste, me pregunto: “¿Qué es el hombre, para que en él pienses? ¿Qué es el ser humano, para que lo tomes en cuenta?” Pues lo hiciste poco menos que Dios, y lo coronaste de gloria y de honra: lo entronizaste sobre la obra de tus manos, todo lo sometiste a su dominio; todas las ovejas, todos los bueyes, todos los animales del campo, las aves del cielo, los peces del mar, y todo lo que surca los senderos del mar.

Salmo 8:1, 3-8

Aquí 3 sugerencias prácticas para adorar a Dios:

Cantar alabanzas

En Santigo dice que cuando las cosas van bien, debemos cantar alabanzas a Dios. ¿No conoces ninguna canción que puedas cantarle a Dios? Tenemos algo que te va a encantar: hay miles de canciones que dan gloria a Dios. Cualquiera que sea tu gusto musical, puedes estar seguro que músicos talentosos escribieron canciones de adoración en este estilo.

Desafío: Busca por “adoración,” “alabanza,” y “música cristiana” en tus servicios de música habituales. Vale la pena el tiempo que inviertes en la búsqueda.

Agradécele en Oración

Cuando Jesús enseñó a sus discípulos a orar, les dijo que podrían iniciar así: “Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre.” Está bien pedirle cosas a Dios, pero una verdadera relación es dar y recibir. ¿Y qué podemos dar a Dios? Honor, respeto y gratitud.

Desafío: Durante la próxima semana, planea orar a Dios todos los días y sin pedir nada, agradecerle por lo que está haciendo por ti.

Comparte tu historia

El escritor de Hebreos nos anima a honrar a Dios con “un sacrificio de alabanza.” Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman. ¿No es emocionante saber que Dios te eligió para un propósito específico en Su reino? ¿Estás difundiendo activamente el mensaje de la bondad de Dios?

Desafío: Esta semana cada vez que hables con amigos, busca oportunidades naturales para compartirles sobre lo que Dios está haciendo en tu vida.

Estas son algunas sugerencias para que tu intimidad con Dios se torne en una actividad diaria. Explora más formas de comenzar a adorar a Dios con uno de los Planes a continuación.

Ver Planes

FacebookCompartir en Facebook

TwitterCompartir en Twitter

Correo electrónicoCompartir por correo electrónico

Aclamen alegres al SEÑOR, habitantes de toda la tierra; adoren al SEÑOR con regocijo. Preséntense ante él con cánticos de júbilo. Reconozcan que el SEÑOR es Dios; él nos hizo, y somos suyos. Somos su pueblo, ovejas de su prado. Entren por sus puertas con acción de gracias; vengan a sus atrios con himnos de alabanza; denle gracias, alaben su nombre. Porque el SEÑOR es bueno y su gran amor es eterno; su fidelidad permanece para siempre.

Salmo 100:1-5


Notas

1 Contando bendiciones versus cargas: Investigación experimental sobre gratitud y bienestar subjetivo en la vida diaria.