Esto es para cualquiera que se sienta solo…

Persona caminando en el desierto

No estás solo.

Ahora mismo, muchos pensamos cómo podemos restablecer relaciones con amigos y familiares que no hemos visto durante mucho tiempo.

Esto lleva tiempo y genera frustración. Pero aún entonces, cuando nos sentimos solos y aislados, podemos buscar la cercanía de Dios en la oración y pedirle que nos ayude a reconectarnos con otras personas.

Dios siempre está con nosotros, y le encanta cuando buscamos conversaciones honestas con él.

Una oración por relaciones

Señor, para muchos el año pasado fue de aislamiento. A pesar de los avances tecnológicos, vimos cómo las relaciones cambian y se distancian – y lamentamos la pérdida.

Padre, pero sabemos que puedes reparar lo que está roto. Te preocupas por la comunidad y nos creaste para tener relación. Nos diste Tu Espíritu Santo, que comprende lo que estamos viviendo y ora por nosotros. Así, cuando nos sintamos solos, recuérdanos que estás cerca y que aún no has terminado el trabajo.

Restaura nuestras relaciones y muéstranos cómo tener relaciones significativas, aún si al principio se siente incómodo.

Finalmente, queremos que nuestra soledad nos acerque más a Ti y a las personas a las que nos has llamado a amar y apoyar. Así que toma nuestro aislamiento, nuestra separación, nuestra ansiedad social y nuestro miedo y conviértelo en algo hermoso que acerque el mundo a Ti y a los demás.

En el nombre de Jesús,
Amén.

Guardar Oración

Cómo orar por tu familia

Semana de la Familia

Esta semana, compartimos recursos para tu familia que esperamos te inspiren y den ánimo. Esto es solo el principio. Mientras continúes mostrando amor y fidelidad, Dios va a obrar en tu familia infinitamente más de lo que te puedes imaginar, preguntar o esperar.

Para animarte mientras guias tu familia, hemos creado cuatro oraciones para familias. Escoge una oración relacionada con tu situación, ora por tus relaciones y guárdala en tu Lista de Oración en la Biblia App.

Oremos ahora:

Oración para familias con hijos pequeños

Señor, los niños son un regalo tuyo, pero criarlos es difícil. Cuando me sienta exhausto y cansado recuérdame que estás conmigo. Y cuando me sienta abrumado, dame la fuerza para soportar cada situación que enfrento. Me has llamado a la paternidad, así que por favor protege a mi familia y ayúdame a criar bien a mis hijos. En el nombre de Jesús, Amén.

Guardar en Lista de Oración

Oración para familias con adolescentes

Señor, enséñame a amar a mis adolescentes como tú lo haces. Cuando pidan independencia dame discernimiento. Y mientras viven las grandes emociones, ayúdame a ser sensible a sus sentimientos y sabio con mis respuestas. transfórmalos en las personas para lo que los creaste y guarda sus corazones. Fortalécelos para que su identidad permanezca arraigada fuertemente en ti. En el nombre de Jesús, Amén.

Guardar en Lista de Oración

Oración para familias con hijos adultos

Dios, dame sabiduría para manejar las relaciones con mis hijos adultos. enséñame a escucharlos antes de hablar. Y cuando quiera solucionar sus problemas, recuérdame hablarte a Ti primero. Protégelos y ayúdalos a convertirse en las personas que Tú los ha llamado a ser. Y Dios ayúdame a entender la situación en que se encuentran en su recorrido. Confío en ti y te entrego mis hijos. En el nombre de Jesús, Amén.

Guardar en Lista de Oración

Oración para familias mezcladas

Dios, sabes exactamente lo que necesita mi familia para prosperar. Entiendes lo difícil que es combinar dos familias, pero también lo gratificante que puede ser. Mientras trabajamos en la unidad de esta familia protege nuestro matrimonio y ayúdanos a crear vínculos significativos con todos nuestros hijos. Guíanos, protégenos, y acércanos más a Ti y entre nosotros. En el nombre de Jesús, Amén.

Guardar en Lista de Oración

Fijar Recordatorio de Oración

5 oraciones para crecimiento espiritual

Persona orando

¿Cómo se ve el crecimiento espiritual?

Relaciones sanas requieren trabajo duro, buenos hábitos y tiempo juntos. Es por eso que la madurez espiritual implica acercarse a Dios todos los días.

Seguido hay cinco oraciones enfocadas en diferentes áreas hacia la intimidad con Dios. A medida que las lees, elije un área para enfocarte esta semana y dejar que Dios te transforme en una nueva persona cambiando tu forma de pensar.


Oración para vivir siendo generoso

Dios,

Sin ti, no tengo nada. Cada regalo bueno y perfecto viene de ti, pero a veces, veo los regalos que me has dado como algo inmerecido. A veces soy tentado a acumular mi dinero, tiempo y recursos en lugar de compartirlos con otros. En el fondo, sé que soy bendecido para bendecir, así que ayúdame a administrar sabiamente los dones que me has confiado. Conviérteme en alguien que vive y da con generosidad.

En el nombre de Jesús,
Amén.

Guardar Oración


Una oración por descanso

Dios,

En un mundo que glorifica el ajetreo, es muy fácil llenar mi tiempo con cosas que no importan. Si no tengo cuidado, me adormezco o me fundo porque no hago suficiente espacio para descansar en Tu presencia cada día. Necesito que cambies mi forma de pensar y mi forma de vivir. Ayúdame a hacer espacio para descansar. Ayúdame a ir a ti cada día, quiero estar contigo.

En el nombre de Jesús,
Amén.

Guardar Oración


Una oración para leer la Palabra de Dios

Dios,

Gracias por mostrarme los caminos que conducen a la vida. ¡Te agradezco el poder experimentar gozo en Tu presencia para siempre! Ayúdame a vivir de manera digna de la vocación a la que me has llamado pasando tiempo en Tu Palabra. No quiero olvidar jamás que tener acceso a las Escrituras es un regalo. Así que, dame hambre y sed de leer tu Palalabra. Revélame tu voluntad cuando estoy en tu presencia. Enséñame tu palabra, que es la verdad.

En el nombre de Jesús,
Amén.

Guardar Oración


Una oración para Servir

Dios,

Eres tan bueno conmigo. Y al entregar a tu Único Hijo para salvarme, me diste ejemplo de humilde obediencia. Gracias por mostrarme cómo debe ser el liderazgo de servicio. Ayúdame a buscar Tu camino y no el mío. Quiero servirte sirviendo a los demás. Así que por favor cambia mi corazón y ayúdame a amar a los demás sinceramente. Transfórmame en alguien que considere a los demás mejores que yo mismo.

En el nombre de Jesús,
Amén.

Guardar Oración


Una oración para hablar con Dios

Dios,

A veces siento que no tengo palabras para orar. No sé qué decirte. ¿Qué le digo a alguien que es perfecto en todos los sentidos? Por favor, ayúdame a recordar que quieres escucharme. Dame la confianza para decirte lo que está en mi corazón, pero a hacerlo con respeto. Y deja que estas conversaciones sinceras me lleven a un sentido profundo de admiración, asombro y amor por Ti. Muéstrame cómo hablar contigo y pon en mi el deseo de hacerlo con regularidad.

En el nombre de Jesús,
Amén.

Guardar Oración


Descargue La Biblia App

Enseña a tus hijos a orar como Jesús.

Biblia App para Niños

Puede ser intimidante enseñar a tus hijos a orar, especialmente si nadie te enseñó a ti. Pero la oración es una conversación continua entre nosotros y Dios.

Explora la oración juntos, en un nivel apropiado para su edad, y practiquen juntos. ¿Cómo sabrás si lo estás haciendo bien?

Todos disfrutarán tanto el orar juntos que lo esperarán con ansias.

Tus hijos aprenden mejor con las actividades animadas y significativas que hacen juntos. Aprovecha las oportunidades a lo largo del día para orar por las diferentes áreas que Jesús describió en el Padre Nuestro (Lucas 11: 1-4):

En la mañana. Hoy agradece a Dios, y pídele que te ayude a ser quien Él quiere que tu seas.

En las comidas. Agradece a Dios por la comida y pide por la provisión para la familia.

Cuando estamos molestos. Pide a Dios que te ayude a sentirte mejor, a disculparte, y a amar a los demás.

Hora de dormir. Aquí hay una oración inspirada en la oración de Jesús en Lucas 11:1-4. Pulsa para guardarla en tu Biblia App:

Oración familiar para dormir

Dios te amamos.

Gracias por el día de hoy.

Esperamos con gozo el mañana.

Envía tus ángeles alrededor
nuestro y protégenos.

Que durmamos bien esta noche,
y sin pesadillas.

(juntos) Amén

Guardar Oración

Cómo orar: Guía de 6 pasos para la oración

Persona orando

“Oración”. Cuando ves esa palabra, ¿Qué pensamientos o imágenes te vienen a la mente? ¿Te resulta fácil hablar con Dios? ¿O te cuesta orar?

Saber qué decirle a Dios no siempre se siente fácil, y, a veces, la oración se ve abrumada por nuestros conceptos erróneos sobre cómo debería ser una conversación con Dios.

“Ora entonces así…”

Hace 2000 años, Jesús enseñó a sus discípulos a orar así:

Padre nuestro que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre,
venga tu reino.
Hágase tu voluntad en la tierra,
como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan cotidiano.
Y perdónanos nuestras deudas,
como también nosotros hemos
perdonado
a nuestros deudores.
Y no nos dejes caer en tentación,
sino líbranos del mal.

MATEO 6:9-13

Este es un ejemplo famoso de cómo orar. Pero ¿cómo lo aplicamos a nuestra vida cotidiana del siglo XXI?

Primero, debemos entender cómo no orar. Antes de enseñar el Padrenuestro, Jesús dijo a Sus discípulos: “Cuando oren, oren a su Padre en privado…” y “no acumulen frases vacías…porque su Padre sabe lo que necesitan antes de que se lo pidan”.

Si Dios ya sabe lo que necesitamos, entonces la oración no es acerca de las cosas que decimos. Si es solo para impresionar a los demás, o solo para marcar una casilla, entonces perdemos el poder de la oración.

La oración es, y será, una conversación activa con Dios. Cuando tenemos esto claro, el Padrenuestro se convierte en un marco liberador que nos ayuda a hablar con Dios a diario.

Aquí una guía de 6 pasos para orar que puede ayudar:

  1. Reenfócate en Dios.
  2. “Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre …”

    Inhala y enfócate en estas palabras: “Padre nuestro que estás en el cielo”.

    Y exhala mientras dices: “Santificado sea tu nombre”.

    Repite esto varias veces y pon atención a algun aspecto del carácter de Dios que llegue a tu mente. Dedica este tiempo a enfocarte en la grandeza de Dios.

  1. Realinea tu voluntad.
  2. “Venga tu reino…”

    Dios siempre está llevando a cabo Su voluntad en la tierra. Reflexiona entonces, sobre esto: cuando alineas tu voluntad con la voluntad de Dios, estás buscando activamente Su Reino.

    Calla todo ruido en tu entorno y pide a Dios que te muestre cómo puedes participar hoy en hacer Su voluntad.

  1. Libera tus preocupaciones.
  2. “Danos hoy nuestro pan de cada día …”

    Imagina que tienes tus manos extendidas frente a ti, como si quisieras que Dios ponga algo en ellas. Cuando das a Dios tus preocupaciones, ¿Qué te da Él a cambio?

    Haz una lista de tus preocupaciones y lee cada una. Y cada vez que lo haces, trata de pedir a Dios, “danos hoy nuestro pan de cada día”

    Sigue haciendo esto todo el tiempo que necesites.

  1. Arrepiéntete y responde.
  2. “Perdónanos … como hemos perdonado …”

    ¿Qué retienes y sabes que debes entregar? ¿Hay algo que debes confesar en este momento? Tal vez una herida que no dejas ir, un comportamiento que estás luchando por cambiar, una adicción que no has podido dejar o un error que sigues cometiendo.

    Dios te invita a ir a Él tal como eres y le respondas. Dile lo que tengas en mente y luego toma un tiempo para escucharlo.

  1. Pide a Dios Su protección.
  2. “… líbranos del maligno …”

    Todos hemos sido rescatados de algo. ¿De qué te ha rescatado Dios?

    Agradece a Dios por Su fidelidad, y dile en qué áreas necesitas ayuda. Ora también en nombre de otros que necesitan protección. Recuerda que aún cuando las situaciones parecen no tener esperanza, no hay nada imposible para Dios.

  1. Alégrate y reflexiona.
  2. Celebra lo que Dios ha hecho en tu vida y busca formas de adorarlo durante el día.

    Luego, dedica unos minutos a reflexionar sobre este tiempo con Dios. ¿Qué te mostró? Agrega a tu Lista de Oración de YouVersion cualquier cosa que se destaque.

Cuando oramos tal como lo hizo Jesús, vamos a tener la intimidad con Dios como la tenía Jesús. Y cuando es la oración la que forma nuestra vida, nos damos cuenta que podemos estar con Dios en todo momento con seguridad, honestidad y confianza.

FacebookCompartir en Facebook

TwitterCompartir en Twitter

Correo electrónicoCompartir por correo electrónico