Cómo desarrollar un corazón generoso

Mujer sentada en una banca viendo el atardecer

Ustedes serán enriquecidos en todo sentido para que en toda ocasión puedan ser generosos, y para que por medio de nosotros la generosidad de ustedes resulte en acciones de gracias a Dios.

2 Corintios 9:11
(énfasis añadido)

Dar — conceder como un favor o beneficio, dar un regalo, poner en posesión de otro para su uso.

¿Cuál es tu mayor tesoro? Puede ser lo más caro que tienes, como tu casa por la que ha trabajado durante años para pagarla. Puede ser también una foto de un momento especial con alguien que amas. O un regalo significativo de un amigo.

El valor que damos a las “cosas” es a menudo sentimental. La forma como usamos las cosas que significan mucho para nosotros revela nuestras prioridades.

Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón.

MATEO 6:21

No está mal tener y disfrutar las cosas. Se convierten en un problema cuando las cosas nos poseen. Dios nos mostró cómo es la generosidad cuando sacrificó su más grande tesoro por nosotros. Cuando damos como Él lo hace, Lo estamos honrando, y eso nos acerca más a Él.

Porque tanto amó Dios al mundo que dió a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.

Juan 3:16 (énfasis añadido)

Hay 3 maneras fáciles para empezar a ser generoso:

Invierte tu tiempo

¿Conoces la problemática de tu comunidad? De tu calle? De tus vecinos? Puedes practicar el ser un mejor oyente en todas partes: sacando la basura, comprando en el supermercado, en el gimnasio. Busca puntos en común con la gente, y reúnete con ellos en su vida cotidiana, con amabilidad y respeto.

Intenta: Con la proxima persona que hables, pregúntale cómo se siente. Luego escúchala. Muestra un interés real. Que sea un tiempo acerca de esa persona, y no acerca de ti.

Invierte los dones que Dios te ha dado

En qué áreas tienes regalos únicos? Estás usando tus talentos de manera que lleves a las personas hacia Jesús? Una de las parábolas más conocidas es acerca de hacer lo máximo con lo que Dios nos ha dado.

Desafío: Busca un lugar donde puedas usar tus dones y servir a los demás. Comienza con algo pequeño y local, o aborda algo grande. Solo inicia.

Invierte tu dinero

El cuerpo de creyentes que consideras como tu hogar es el primer lugar donde debes invertir.

Además del diezmo, aquí hay dos áreas en que puedes dar orando por:

Traducciones de la Biblia

Flecha verde

YouVersion

Flecha verde

Estas son solo dos ideas. Alrededor del mundo Dios obra en los corazones de Su pueblo.

Desafío: Encuentra un mover de Dios que te apasione y coloca tu tesoro donde está tu corazón: Dar.

FacebookCompartir en Facebook

TwitterCompartir en Twitter

Correo electrónicoCompartir por correo electrónico

Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.

2 CORINTIOS 9:7

This post is also available in: Inglés Afrikaans Indonesio Alemán Filipino (Tagalo) Francés Italiano Holandés Portugués, Brasil Rumano Ruso Japonés Chino simplificado Chino tradicional Coreano